miércoles, 4 de mayo de 2011


La chica de raíces indigenas no consigue llevar una vida típica en la sociedad contemporánea. Se siente sometida a unos impulsos que no le pertenecen. Y sólo puede pensar en el mandato materno.

1 comentario:

ALITA: dijo...

me recuerda a la teta asustada!
te quedo muy bueno!